Mis comienzos en el e-commerce

  • -

Mis comienzos en el e-commerce

Aun recuerdo como si fuera ayer cuando uno de mis clientes me preguntó si tenía conocimientos en e-commerce, más en concreto en Prestashop. Fiel al estilo que me caracteriza (y lejos de ser como muchos otros de contar una milonga de que tenia un MASTER en el tema), le dije que TODAVÍA no, pero que me diese 24hr y le comentaba. A las 24hr le di una contestación positiva y poco después tenía el presupuesto de dicha tienda.

La verdad, es que podría haber aprendido cualquier otro, osCommerce, Magento, etc (de hecho a posteriori he mirado un poco el resto para algún proyecto en concreto, pero para lo que quería el cliente casaba mejor Prestashop).

Lo que me gusta de Prestashop es lo bien estructurado que está desde el punto de vista del programador, aparte de la posibilidad de desarrollar e instalar módulos, de instalar y desarrollar themes propios, el sistema te da la opción de modificar el core del programa, de tal manera que ante una actualización de la versión los cambios no se pierdan. El sistema contiene lo que denomina clases y controladores. A grosso modo, una clase es un objeto que representa una tabla en la BBDD y el controlador es quien desarrolla la acción de visualización, edición, etc. Para el tema de la presentación ya estaríamos hablando de los componentes del theme, que utiliza Smarty. Es decir una implementación MVC.

Lo malo del sistema son los recursos que utiliza. Ejecutar un Prestashop en un Rapsberry Pi puede llegar a desesperarte.

Otro punto flaco que le veo (aunque lo comprobé en la versión 1.4, no se sí en la 1.5 lo habrán arreglado) es el número de consultas a BBDD que realiza. En una implementación en la cual tuve que conectar con un ERP en tiempo real para consultar precios y stock, el ERP se sobrecargaba debido a las peticiones que recibía.

La verdad, es que uno puede pensar, “bah! Es fácil, instalar y listo”. Podría ser, dependiendo del cliente, pero he tenido la suerte de dar un cliente que siempre les vende a sus clientes un algo más que hace que la tienda sea única, por lo que el desarrollo de módulos da-hoc es constante. Con lo que siempre estoy aprendiendo.

El mercado de plugins está empezando a crecer, pero hay empresas (españolas) que se pasan con los precios. (P.ej un módulo para compartir en redes sociales, que no llevaría más de 3hr de desarrollo, que lo cobren a 400€ es un robo a mano armada), es algo a lo que me resisto, y mira que puedo pecar de iluso, pero creo que es mejor dar un buen servicio y que esté contento el cliente, a darle un palo y que se me vaya a los 6 meses.

De todas formas, es un programa que me gusta y con el que me encuentro cómodo, ya son más de 2 docenas de e-comerce que he implementado y todavía no me canso, siempre estoy aprendiendo cosas nuevas y eso me beneficia de cara a dar un mejor servicio al cliente.